Las mejores posturas para tener sexo en el coche

Las mejores posturas para tener sexo en el coche

Si ya habéis elegido la mejor zona para empezar a tener sexo, entonces ahora viene elegir entre cientos de posturas de Kamasutra. Para que no os volváis locos y hagáis cosas imposibles, nosotros hemos hecho una selección maestra. Para ello, nuestros amigos de forodating, una web especializada en citas y encuentros con chicas y chicos, nos ha traído una serie de consejos útiles.

El detenido: Uno apoya los codos en el capó del coche, sumiso, mientras que el otro hace de policía y penetra por detrás. Es una postura de pie que beneficia la penetración.

El chofer misionero: es la postura del misionero típica, solo que adaptada al capó del coche. Uno de los dos se tumba hacia arriba con las piernas abiertas y el otro se tumba encima y penetra. Es muy cómoda, pero por favor lava el coche o te vas a ver todos los insectos que has atropellado por el camino. Probad a abrir las puertas.

El perrito trasero: esta postura solo la recomiendo en el asiento trasero. Uno de los dos apoya los brazos y las rodillas en el asiento, vulgarmente en pompa, mientras que el otro penetra por detrás. Si ves que tocas demasiado el techo, baja el asiento. Si esta configuración no está disponible en tu coche, echa el tronco hacia delante.

La amazona: este vale para todas, tanto en el asiento trasero, el de copiloto como en el capó del coche. Él está tumbado y ella sentada sobre él, ya sea de espaldas o dándole la cara. Lo bueno es que aquí el chico puede jugar con los senos y estimular más el placer.

El perrito acostado: es la misma que el perrito, pero tumbado. Ella hacia abajo y él detrás, tumbados. Si no os caben las piernas probad a arquear las rodillas hacia atrás, de modo que parezcáis un pulpo de cuatro patas. Para mayor placer, que ella cierre las piernas y las ponga en medio de sus piernas. Él, que penetre con profundidad.

Sexo oral: las felaciones y el cunnilingus también están permitidos, es más, yo lo fomentaría aún más, tanto antes como después de la penetración. Puede ayudar a aumentar la lubricación y el deseo. Para ello que uno se ponga en el suelo o se tumbe mientras el otro sienta placer. El 69 es una opción.

Una cosa más…

Vale que estáis en un coche, pero nada de hacer ‘la marcha atrás’. Aquí seguridad, tanto al volante como si no. Poneros un condón, así vais a evitar tener que lavar todo el coche. Ni qué decir de que debes tenerlo limpio, que no guardéis botellas vacías que no paran de removerse por el coche, el aseo es tanto en el cuerpo como en los asientos es esencial. Para finalizar, lleva pañuelos y no arrojéis el condón fuera de la ventanilla. Lo envuelves en un papel o pañuelo y lo tiras en la papelera o contenedor más próximo.

La importancia de pedir análisis a mi pareja

La importancia de pedir análisis a mi pareja

Es de suma importancia que tu pareja también se realice análisis mediantes los cuales quede descartada cualquier tipo de enfermedad sexual. No se lo tiene que tomar como algo malo, por el contrario es algo en lo que ambos deberíais estar de acuerdo para tener un sexo seguro y por prevención. Tener ante todo confianza. Si sois pareja, y con mayor razón si convivís.

Por ello se debe hablar con toda la confianza que requiera el caso dado que es una responsabilidad con la propia vida antes que un acto de incredulidad, en lo que respecta a la vida sexual pasada del otro. La confianza es uno de los motivos por los cuales se cambian algunos métodos anticonceptivos, así los preservativos se cambian por anticonceptivos femeninos, con la finalidad de resguardarse del embarazo pero también para obtener un mayor placer.

Sin embargo, antes de dar ese paso que ambos consideran fundamental, merecerá la pena resguardarse con un examen que descarte cualquier tipo de enfermedad de transmisión sexual. Ahora bien muchas veces pasamos por alto estos temas, nos confiamos demasiado a la otra persona y dado que estas enfermedades no presentan síntomas lo pasamos por alto, no le damos la suficiente importancia, confiamos en extremo en la pareja y lo dejamos pasar.

Sin embargo para que las parejas, antes de decidirse a empezar a tener sexo sin protección recurran a estos exámenes, se debe generar una toma de conciencia en el entorno familiar, eso quiere decir que debemos hacer ver a nuestros hijos la importancia de cuidarse pero también en caso tengan una pareja estable la importancia de que ambos estén libres de tener algunas de estas enfermedades de transmisión sexual

No se trata de crear un alto grado de desconfianza en nuestra pareja, pero sucede que tanto hombres como mujeres deberéis abrir los ojos, porque se trata de una realidad que afecta a muchas mujeres actualmente. Y es que precisamente por un exceso de confianza ciega son víctimas de lo que se conoce como una enfermedad crónica.

Entendemos que no es un tema demasiado fácil de hablar. Cuesta. Sobre todo al principio. Puede ser un factor de distanciamiento incluso, dado que la confianza es algo muy importante en la pareja, pero es importante, así como estamos en condiciones de pedirle a la pareja, hacer entrega también de un examen de enfermedades sexuales y eso sembrará confianza en la pareja. Y es que en todo esto la confianza juega un papel importante. Si engañaste a tu pareja y no te cuidaste a su debido momento y temes que contarle a tu pareja supondrá un distanciamiento, deberás en todo caso hacerte análisis de sangre, por respeto y para saber que no pondrás en riesgo su vida, eso tanto en el caso del hombre como de la mujer.

Sucede que respetar la vida del otro, es sin duda, una muestra de amor, por ello será importante usar preservativos, así como hacerte las pruebas correspondientes de sangre.

Las 16 cosas que solo entiendes si tienes los pechos grandes

Las 16 cosas que solo entiendes si tienes los pechos grandes

¿Quién dijo que el tamaño no importaba? El tamaño de los pechos de las chicas o las mujeres es como un árbitro, ya que se queja todo el mundo. Si las tienes pequeñas porque las tienes pequeñas y si las tienes grandes porque las tienes grandes. Nunca estamos conforme con el tamaño. Las que las tienen grandes, las quieren pequeñas y las que las tienen pequeñas, las quieren grandes. Quién tiene pocas, quiere ponerse más y quién tiene demasiadas quiere quitarse. Hay que reconocer que tener los pechos grandes es antiestético en algunos casos, aunque si que es verdad que es un arma de seducción a la hora de ligar. Las modelos tienen muy poco pecho y un vestido sienta mejor con poco pecho. Además, una talla de sujetador elevada, tiene sus consecuencias negativas. Por eso, en este artículo te traemos las 16 cosas que solo entiendes si tienes los pechos grandes.

Las 16 cosas que solo entiendes si tienes los pechos grandes

  1. No eres capaz de irte a correr con una camiseta sin sujetador ya que te botan las bolas.
  2. No estás tranquila cuando te pones escotes, ya que se te ven demasiado los pechos y la gente te mira. Además, tener tantas tetas no queda bien con un vestido de gala, ya que pareces más gorda.
  3. Ponerte el sujetador es un show, nunca llegas al broche.
  4. Si te pones un push-up las bolas se te suben hasta la frente y puedes usarlas para jugar al voley.
  5. Encontrar un sujetador de tu talla es un horror porque nunca hay.
  6. Debido a tus pechos no puedes hacer ninguna de las posturas de yoga, ya que si te pones hacia abajo te cuelgan.
  7. No puedes dormir boca abajo ya que es incómodo.
  8. Todo el mundo se sorprende al ver tus senos y te pregunta qué talla de sujetador llevas.
  9. Las camisas con botones tampoco te quedan bien, ni siquiera puedes abrochártelas.
  10. Cuando vas a la playa te da corte, ya que todas lucen sus pechitos pequeños y redonditos y tú llevas dos inmensas bolas.
  11. Siempre que sales de fiesta, tus amigas te preguntan si pueden tocar los pechos.
  12. Cuando tienes sexo con algún chico o con alguna chica, ellos miran siempre como rebotan tus tetas mientras saltas en la cama.
  13. Muchas veces has intentado ponerte una bandolera, pero no puedes, porque no te pasa por los senos.
  14. Estás harta de oír chistes sobre tetas y de que te digan que tienes las tetas más grandes del universo mundial.
  15. No recuerdas cuando fue la última vez que un chico te miró a la cara y no a las tetas.
  16. No soportas, entre otras muchas cosas, los dolores interminables e incesantes de espalda y de riñones que te dan esas bolas locas.
Situaciones en las que tener sexo con un ex

Situaciones en las que tener sexo con un ex

Está claro que la mayoría de las veces que una relación termina, pasamos por momentos en los que desearíamos llamar a nuestro ex para volver a intentarlo o, aunque sea, tener una sesión de sexo de despedida. Pero esto nos haría volver a pasarlo mal y no valdría la pena pasar por esa experiencia.

Sin embargo, lo creas o no, existen ciertas situaciones en las que tener seco con un ex es perfectamente aceptable. Estas son las circunstancias en las que tienes luz verde para intentarlo:

#1 Si lo has superado al 100%. Si vas a tener relaciones sexuales con un ex, tienes que haber superado vuestra relación totalmente, de lo contrario pondrás en marcha todos los mismos sentimientos de nuevo. No importa quién rompió con quién, no puedes tener sexo con él si hay sentimientos todavía.

Para saber si lo has superado al 100% y puedes intentar tener sexo con tu ex, deberás verle en una situación de ligoteo con otra persona y, si no te importa lo más mínimo ni sientes celos de ningún tipo, significa que lo has superado.

#2 No os habéis visto en muchos años. Si se trata de una reunión de compañeros de secundaria y no has visto a tu ex desde aquella época, es posible que de repente le veas como alguien deseable para tener sexo esa noche.

Si han pasado una cantidad de años considerable desde que estuvisteis juntos, ambos seréis probablemente más maduros, lo habréis superado y podréis tener sexo sin mayor problema.

#3 No os vais a volver a ver. ¡Oye! ¿Por qué no tener sexo con un ex que sabes que no vas a volver a ver? ¿Está a punto de mudarse de país? ¿Estás a punto de mudarte de país? El sexo puede ser una manera divertida de despediros para siempre y, aunque volvieras a tener sentimientos por tu ex, no importa porque no le volverás a ver.

#4 No hay ataduras ni expectativas. Puedes acostarte con tu ex si sabes que no quiere salir contigo de nuevo. Mientras que haya un entendimiento entre los dos sobre la situación y que se trata de sexo sin ningún tipo de compromiso, deberíais poder manejar la situación con madurez. Simplemente asegúrate de que las intenciones están claras.

#5 Puedes controlar tus sentimientos. Ser maduro y confiar en uno mismo permite manejar cualquier sentimiento que surja después de tener sexo con un ex. En ese momento se te puede nublar la mente por las ganas de acostarte con tu ex, pero debes pensar todo lo que puede conllevar después. Si crees que podrás manejar de una manera adulta cualquier situación, adelante.